Los problemas de la toma del colegio Rubén Darío de Maipú

Durante  meses los vehículos y  los vecinos que  circulaban  por Av. Pajaritos quedaban impactado por las imágenes de la toma que tenían los alumnos del colegio Poeta Rubén Darío de Maipú.

Por supuesto, carteles alusivos a las demandas del movimiento estudiantil en el estamento de los estudiantes secundarios, en términos de  demandar el fin del lucro en la educación.

Este colegio es particular subvencionado, con Jornada Escolar Completa, cuyo edificio fue construido por el Estado y tiene el sistema de financiamiento compartido. Es decir  recibe una subvención  estatal por cada alumno asistente   que gira en torno a los  $35.000  mensuales ,más una cuota mensual de parte de los apoderados de aproximadamente de $ 46.000 mensuales.

El jueves de la semana pasada, el colegio fue desalojado con una inusual muestra de fuerza policial, según criticaron muchos apoderados.

Carabineros concurrió con un bus y dos furgones. Los alumnos fueron detenidos y aquellos  mayores de 18 años ( 6 de  ellos) pasaron la noche en la comisaría y pasando a control de detención.

Situación que se  explica por la denuncia interpuesta por el establecimiento. Según la versión de los alumnos afectados, hubo un intento de pasar la situación  como secuestro de los directivos por parte de  los alumnos, toda vez que los directivos  en vez de salir del colegio optaron por encerrarse  en una de las oficinas.

Al día siguiente (viernes) los alumnos organizaron un “cacerolazo” en repudio a la represión de la cual   fueron objeto y en clara critica hacia las autoridades del establecimiento.

Nuevamente concurrió carabineros ,pero esta vez detuvo al esposo de una apoderada y una alumna resultó lesionada.

La comunidad educativa, a la luz de estos acontecimientos se encuentra plenamente dividida, hay apoderados que hacen las veces de autoridades y que están en contra  de la movilización estudiantil, a la vez que otros apoderados la apoyan.

La queja  común es que aparte de  estos sucesos ,los alumnos en movilización y que están inscritos en el plan del MINEDUC “Salvemos el año escolar”  reciben constantes amenazas que van a repetir el año y que no tendrán matrícula el año 2012.

La sostenedora del establecimiento Nora Galgani, se encuentra fuera del país  y el colegio está  dirigido por el profesor Celso Espinoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s