Carlos Jara : “Lo dije y escribí cinco años atrás, la educación no tiene porqué apoyarse en el lucro”

Debemos construir un sistema educacional que no tiene porqué apoyarse en el lucro

Lo dije hace más de cinco años:

La educación es un tema de interés nacional donde el lucro no debe tener cabida. Es una tarea para ser ejercida con vocación y pasión para eso debemos tener un Estado Garante, donde la educación no sea considerada como un negocio.

20 de mayo de 2005

En Chile, históricamente ha sido una responsabilidad y una tarea que asumió el Estado, apoyado por privados. En el gobierno de Pedro Aguirre Cerda la educación fue prioritaria todavía recordamos ese slogan: “gobernar es educar”.

Por consiguiente, la educación pública se convirtió en orgullo nacional, la tarea docente era una vocación llevada con sacrificio. Los privados de la época fueron apoyados por el Estado, entonces, muchas instituciones religiosas y otras filosóficas coayudaron a la formación de los alumnos y todas estas instituciones eran sin fines de lucro.

La municipalización de la educación y la incorporación al sector educacional de instituciones con fines de lucro en los años 80, y la lógica empresarial, competitiva ha pasado a ser la dominante, por lo tanto la educación es concebida como un negocio más.

Una de las reformas a la ley LOCE que ha sido más polémica (junto con el final de la selección hasta 8º básico) es lo que han llamado “el fin del lucro en la educación”. Para algunos es un avance en términos de re inyectar la inversión que hace el Estado en los propios proyectos educativos, mientras que para otros es una cortapisa a la inversión, que incidiría directamente en la calidad de la educación.

Tengo la impresión, así como está la situación actual, sólo estaremos profundizando la inequidad social, por tanto la desigualdad será cada día más y los más afectado no sólo será el quintil más pobre, sino también afectará a un gran porcentaje de la clase media baja.

Hoy se encuentra de moda la famosa “Acreditación Académica” que comenzó en las universidades, hoy se encuentra en las escuelas y liceos… la pregunta es: ¿qué se acredita?, la malla curricular, la idoneidad académica, la infraestructura del edificio, el material pedagógico, el perfeccionamiento docente, la administración de la educación, la materia prima que son los alumnos.

Sin embargo, con o sin acreditación el problema está muy lejos de solucionarse, mientras tanto, miles de niños y jóvenes Chilenos tienen un horizonte gris y muy injusto.

Pienso que hay una deuda con el pueblo Chileno, sobre todo con la clase trabajadora, no es posible para ningún padre o madre educar a sus hijos con un sueldo de $150.000. Es muy grande el abismo desde cualquier punto de vista, es cierto que los estándares de vida han subido en estos últimos años, pero cabe hacerse algunas preguntas: ¿Qué pasa con la alimentación de los niños y jóvenes que cuyos padres ganan el sueldo mínimo?, ¿Qué pasa con la autoestima de aquellos niños y jóvenes que no tienen para comprarse vestimenta?, ¿Qué pasa con miles de niños y jóvenes que no tienen derecho a una medicina de calidad?, debido que siempre le estamos achacando solo a la educación el tema de la calidad, es decir, los pobres de este país no pueden tener ropa de calidad, medicina de calidad y a tiempo, recreación de calidad, alimentación de calidad, gobernantes de calidad, alcaldes de calidad y naturalmente educación de calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s