Hernán Calderon : La ruta del abuso

 

El abuso de cobrar por estacionamientos y baños en edificios de uso público.

La exigencia de Sernac a los centros comerciales de terminar con el cobro de los estacionamientos y baños tiene  fundamento legal y técnico e interpreta correctamente la ley general de construcción y la ordenanza general de construcción y urbanismo. Esta fija claramente que los edificios de uso publico, tienen niveles de equipamiento según el tamaño  de las construcciones y según el efecto que produzcan en materia de ruidos, flujos vehiculares y eventualmente peatonales. Esto, según la vía que enfrentan y el número de personas contemplado, los obliga a construir estacionamientos y baños de acuerdo a la carga de ocupación.

 

Además, la ordenanza general de construcción y urbanismo las distingue en cuatro escalas de equipamiento independiente de su clase, las cuales se dividen de acuerdo a la carga de ocupación y estacionamientos, en equipamiento mayor, mediano, menor y básico. El equipamiento mayor es el que tiene una carga de ocupación sobre 4.000 personas y requiere más de 800 estacionamientos, debe enfrentar solo vías expresas.

 

Lamentablemente el cobro  por baños y estacionamientos ha sido una práctica que se ha extendido principalmente en los últimos años, porque hubo organismos que no se preocuparon de exigir el cumplimiento de la normativa vigente. Este es uno de los cobros que más reclaman los usuarios, ya que se convierte en una carga adicional al bolsillo de los consumidores, y más  abusivo al cobrarse por tramos de 30 minutos o una hora, ya que al pasarse un minuto se debe pagar el siguiente tramo completo sin utilizar el servicio.

 

Los mall argumentan que el cobro dificulta que los estacionamientos  sean ocupados por personas que no tienen interés real en ingresar a estos centros; que esta medida contribuye a incentivar el uso del transporte público, y justifican que en caso de no cobrarse estos costos se trasladarían a los consumidores.. Además, han comparado absurdamente el pago con el que se hace en el servicio de vías concesionadas, en las cuales hay una ley especial que lo permite.

 

La ordenanza general de construcción y urbanismo es clara y precisa, al exigir  cuotas de estacionamientos para que los mall, centros comerciales, clínicas y/o hospitales etc, puedan tener permiso de edificación y recepción final, como una  exigencia mínima de equipamiento para que puedan funcionar. La ordenanza habla de mínimos, no de máximos, y  estos cálculos se basan en datos proyectados de carga de ocupación. Estos costos son parte de lo que los empresarios deben consideran al invertir y son parte del servicio que deben entregar. Por lo demás, si se hiciera hoy un cálculo del flujo de personas, habría un resultado sorpresivo sobre la real declaración de carga de ocupación original.

 

La interpretación del Sernac, respaldada por el Ministerio de Economía es correcta, y  permite eliminar estos cobros abusivos en contra de los consumidores. Si hay una negativa a eliminar los cobros esto debe resolverse en los tribunales de justicia pues éstos en distintos fallos han considerado los estacionamientos como parte del servicio de la venta. Las asociaciones de consumidores respaldamos al Sernac,  esperamos  que las autoridades apliquen la ley y no se dejen influenciar por francotiradores que argumentan  que obligar a eliminar los cobros es “populismo”.

 

(*) Hernán Calderon , es Constructor Civil y Presidente de CONADECUS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s