Karla San Martín,candidata a concejal por Maipú:”La ecología te plantea nuevas formas de manifestarte”

 

 

Sus padres llegaron a Maipú hace 50 años cuando recién se gestaba el boom residencial a través de las cooperativas de vivienda, y entre todos levantaban sus casas. Ese espíritu comunitario la volcó al trabajo social, que posteriormente potenció con un ecologismo activo que la tiene como postulante humanista a la concejalía. Esa es Karla San Martín, una joven de conceptos claros que se la jugará por fiscalizar y desarrollar una comuna verde y participativa para todos los vecinos, sin distinción.

– ¿Cómo iniciaste contacto con el Partido Humanista?

 

– Nunca tuve intenciones de entrar en política. El contacto fue cuando me involucré en el Centro Cultural, Social y del Medio Ambiente CEIBO, en el que habían muchas personas que participaban del Movimiento Humanista, de la Red de Educación. Ellos me contaron y me pareció interesante el trabajo, compartimos experiencias y me enseñaron algunas metodologías de educación popular, pero jamás tuve intenciones de integrarme al PH o el Movimiento.

 

No fue hasta que participé del movimiento “Ciudadanos en Acción”, donde logramos masificar el problema de SMAPA (Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Maipú, única sanitaria municipal de Chile) y su mala gestión financiera que podía poner en riesgo el privilegio de tener agua local. Producto de eso, y al ver que sólo logramos catapultar el tema pero no solucionarlo realmente, es que decido iniciar carrera política. Pensamos en el PH porque es ecologista y no violento, dos principios que comparto y por eso terminé sumándome.

 

– ¿De qué forma se puede combinar la temática ecológica –que es el principal eje de acción de tu candidatura- con la no violencia? ¿De qué forma vinculas esos dos conceptos?

 

– La ecología es un tema importante en la actualidad. Gracias a la lucha de muchas personas ya contamos con ciertas instituciones que nos permiten hacer democracia, aunque la real está por venir. También existen derechos en el ámbito laboral, pero no contamos con una normativa ambiental que resguarde nuestro patrimonio, de hecho, las principales peleas vienen por eso, el agua y la contaminación por ejemplo.

 

Por otra parte, la ecología te plantea nuevas formas de manifestarte; las cicletadas, arborizar ciertos sitios, etc., estrategias que no son violentas para generar impacto mediático. Este concepto va mucho más allá de tener áreas verdes, porque tiene que ver con tu propia conducta. Si uno quiere tener una relación armónica con el medio ambiente también la tengo que tener conmigo mismo y con los demás, entonces automáticamente pasamos a trabajar el tema de la sana convivencia, proyectos de seguridad ciudadana y comunitarios para fortalecer el tejido social.

 

– Me hablabas del conflicto del agua en Maipú, una disputa muy importante en el último tiempo en la comuna. Sin ir más lejos, también es una de las banderas de lucha del candidato PH a alcalde, Salvador Puccio. ¿Cómo han enfrentado el asunto de SMAPA?

 

– El grupo “Ciudadanos en Acción” –al que ya no pertenecemos- tenía la intención de difundir temas que no eran prioritarios para la mayoría de los dirigentes sociales, no había gente que peleara por temáticas medioambientales. Las autoridades, por su parte, empiezan a dejar de lado ciertas áreas que saben que los vecinos no van supervisar, y eso pasó con SMAPA. Alrededor de tres gestiones edilicias habían dejado descuidada la gestión financiera, encontramos gráficos que mostraban un cumplimiento de un 5% de los proyectos que tenían comprometidos ante la Superintendencia… nada!

 

En ese conflicto participamos activamente catapultando el asunto, haciendo que fuera prioridad. Y justamente utilizamos las cicletadas, volantes, actividades culturales, plantaciones de árboles, etc. para marcar pauta y mostrar nuevas maneras de manifestarse, pues ninguna de nuestras protestas terminó con violencia.

 

Lo que estamos haciendo ahora es trabajar en propuestas, que por supuesto Salvador Puccio incluirá en su

 

Lo que estamos haciendo ahora es trabajar en propuestas, que por supuesto Salvador Puccio incluirá en su plan alcaldicio. Por una parte, SMAPA genera recursos para la municipalidad y muchas actividades dependen de esas platas. Nuestra intención es que se elabore un proyecto municipal donde se creen nuevos servicios que produzcan ingresos, para no depender exclusivamente de la empresa. Y en segunda instancia, establecer dentro de la unidad de SMAPA una mesa técnico-ciudadana donde hayan dirigentes previamente capacitados en el tema del agua para que puedan apoyar la fiscalización y dar muestras de transparencia en las instituciones.

 

– Trabajas en el Centro Cultural, Social y del Medio Ambiente CEIBO, cuéntame de las otras iniciativas que estás llevando adelante…

 

– El CEIBO es mi segunda universidad, pude mezclar lo que aprendí en ese lugar en esta organización. Llevo cinco años, y actualmente estamos haciendo trabajo con una escuela aledaña, fortaleciendo la dimensión ambiental. La idea es que luego de esta labor de un año –planificado con las profesoras- podamos replicar esta experiencia (…) además queremos empezar a abrir la puerta a una nueva forma de entender la educación, con la incorporación de Álvaro Mardones y las escuelas comunitarias, a través del sistema de las cooperativas, que es un poco como se gestó Maipú. Son nuevas ideas para mejorar las escuelas en la comuna, pero hacerlo desde la base, con propuestas que surgen desde la experiencia de profesores y dirigentes voluntarios, para así modificar su lógica.

 

– En otros asuntos de la comuna, Maipú es un sector de crecimiento rápido con bastante población, con todo lo que eso significa. ¿Qué otros problemas detectas?

 

– La gestión al interior de la municipalidad. Vivimos diciendo que estamos en democracia, pero para algunas cosas sí y para otras no. Creo que desde los métodos de intervención de gestión aún estamos en dictadura. En ese régimen los profesionales focalizan, con sectores beneficiados y otros que no catalogan, y actualmente Maipú funciona así. ¿Cuál es la complicación? Que justo la zona que tiene menos beneficios es el sector más antiguo, entonces si tenemos propuestas de cuidar la comuna y su patrimonio, es un imperativo moral preocuparnos también por su patrimonio vivo, es decir, los vecinos del centro de Maipú, que no calzan con los estándares que se requieren para beneficios sociales. Otros problemas son la educación y la licitación de la basura.

 

– ¿Cuál crees que el verdadero rol del concejal?

 

– Siempre que me presento intento reforzar que nuestro trabajo es el de fiscalizar. A ti como vecino te tengo que demostrar que soy una persona confiable, capaz, con principios y que voy a estar en todas.

 

Fuente: www.partidohumanista.cl

Entrevista de Sebastián Vega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s