“QUIEN NO SABE PERDER, NO MERECE GANAR” por Nelson Gallardo (*)

200px-Andrés_Allamand

Esta frase navegó por mi mente al escuchar el discurso del derrotado Andrés Allamand la noche de las Primarias Presidenciales. También pasó por mi memoria, el día que leí en el Mercurio las declaraciones del sempiterno político chileno, donde en acto de bajeza moral, atacó a su contrincante de ese momento por el tema de Cencosud, del cual no hay ni habrá condena, pues el ex Gerente General actuó conforme a la Ley y sin ningún reparo lo emplazó públicamente a dar explicaciones, las mismas que no le pidió a Piñera, cuando siendo este Candidato y uno de los principales accionistas de Lan Chile, se les castigó en los EE UU a pagar una millonaria multa por prácticas poco transparentes.

Este político profesional, que nunca ha ganado una elección compitiendo con más de un rival y que deambula desde los años setenta por planicies de la política chilena; desde los cambulloneos de las postrimerías del gobierno militar, donde con grandes esfuerzos, los políticos sobrevivientes y cesantes de la democracia pre 11 de Septiembre, trataban de darle forma a los dos grandes bloques que a duras penas subsisten en el panorama político de Chile.

A este mismo político que conocí en los setenta, cuando acompañaba a mi hermano a clases en la Escuela de Derecho de la U de Chile y que me topé en los noventa, en una comida en el Chancho con Chaleco con motivo del lanzamiento de la candidatura a Alcalde, del desaparecido y querido Doctor Ferrada. Este político de profesión, que se fue un año a EE UU a quién sabe qué y que luego se pusiera a la palestra con su famoso “desalojo”, hoy por hoy derrotado candidato a la Presidencia de La República y que juró que no postularía al congreso nacional, nuevamente en un acto difícil de definir ¿revanchismo político?, ?Visión de futuro? O simplemente en buen chileno “de Picado”, se postula al Senador de la República por Santiago Poniente.

Para quienes me conocen, saben que mi visión es muy crítica respecto de la política, pero ciertamente más alejada de la izquierda que de la derecha y tal vez media caótica a veces, pues reconozco haber votados por personajes como MaxNeff y haber ido a las notarias a firmar por Meo, no obstante me ubico naturalmente más en la centro derecha que en otro lado. Voté por Piñera haciendo arcadas y creo no haberme equivocado en lo que escribí en este mismo medio el 2010 respecto de lo malo que sería su gobierno. Hoy quiero expresarles solo 10 razones por las cuales no votaría jamás por Allamand como Senador por la circunscripción Poniente y que a la postre significarán su segunda y más trágica derrota:

1. Obtuvo menos de 10.000 votos respecto de la votación obtenida por Pablo Longueira en esta misma circunscripción en las pasadas primarias presidenciales.- Es decir, esa ventaja es más que suficiente para dejar a cualquiera fuera del parlamento.

2. El primer senador por esta Circunscripción fue Jaime Guzmán en las primeras elecciones del 90 y luego lo ha seguido simultáneamente el ex Presidente de la UDI Jovino Novoa, quien no va a la reelección. Es decir, siempre la derecha ha estado representada por la UDI en esta zona, ¿Por qué va a ser distinto esta vez?

3. Desplazó en su ambición de mantenerse en su carrera política (que en el fondo es en que se gana la vida) a una de las mujeres de la derecha chilena con mayor proyección, carisma e inteligencia como lo es Catalina Parot. Además que ella pertenece, (aunque su bajo perfil le impide decirlo) a una familia con una tradición de más de 50 años en las comunas de Estación Central y Cerrillos, dedicados con un tremendo esfuerzo a generar empleo de calidad para cientos de trabajadores de estas comunas, en varias empresas del cordón Cerrillos. Lo digo esto con mi mayor aprecio por la familia Toro, pues representan a aquellos empresarios que hacen falta en nuestra sociedad, con valores por las personas, por el salario justo y por ser un aporte a las comunas, donde tres generaciones han prodigado sus esfuerzos en pos de generar empleos de calidad para sus habitantes. Es tal el bajo perfil, que nadie sabe lo que acabo de señalar.

4. Porque el generalísimo de la Campaña de Pablo Zalaquett en el Distrito Poniente es Lawrence Golborne, el mismo ajusticiado por Allamand antes de las primarias. Golborne es y representa al político puro y cristalino, hasta a veces ingenuo, que trabaja por ideales y no se mueve por intereses distintos al servicio público (aunque sus intereses los obtiene en las Islas Vírgenes, pero eso es harina de otro costal) y su capital político está intacto en la Centro Derecha. Está más que claro, que Golborne ganaba igual a Allamand en las primarias y esa fue la razón de la carnicería en su contra. Muchos de los votos de Velasco son del costal de Golborne, pero el cálculo político de Allamand, que reiteradamente lo lleva a equivocarse, le significó enfrentarse a un candidato que es más de marfil que de hueso y terminó sucumbiendo.

5. Porque Allamand demostró una pequeña estatura moral al no entregar su abierto apoyo al Candidato de la Derecha la noche de la Primarias, que lo más probable es que no salga vencedor en Noviembre, pero que se encaminará con fuerzas al 2018.

6. Porque Allamand no conoce esta comuna, sus problemas y menos a su gente. Maipú particularmente con su medio millón de habitantes ya no es una comuna pobre y semi rural, ni con tasas de escolaridad bajísimas y habitantes de bajo nivel cultural. Maipú es una comuna donde los votantes sufragan más por las personas que por los partidos. Es en esta comuna donde el simpático actor y abogado Alvaro Escobar sacó una de las votaciones más altas del país y que lo más probable si en vez de apoyar a MEO se hubiera lanzado en una candidatura independiente habría ganado fácilmente. Los votos de los ciudadanos de esta comuna son en conciencia y eso solo lo sabemos quienes hemos vivido por años en ella. El mejor ejemplo de este comportamiento impredecible, fue cuando salió electo un alcalde RN, de cuyo gobierno comunal muchos recuerdan con espanto y otros todavía dejan correr una lágrima nostálgica por sus mejillas cuando se lo mencionan.

7. Porque las huestes de la UDI comunal son tremendamente poderosas y el Candidato es mediáticamente atractivo. No por algo su hermana es la diputada del distrito. Esta elección no se va a ganar por más o menos carteles o propaganda, sino por más y mejores ideas y Zalaquett tiene las escuela de los municipios, donde el trabajo en terreno es clave.

8. Porque Allamand representa la derrota, el candidato que no fue: Por un factor psicológico, que los seres humanos en su mayoría desarrollan y que se relaciona con la necesidad de triunfo, certeza o éxito, lo llevan a inclinarse siempre por aquellas opciones que saldrán vencedoras. Nadie vota por el vencido, pues siente que las probabilidades de ser él también derrotado, lo motivan a inclinarse por el posible victorioso. Esa es la razón por la cual hay dos grandes equipos de fútbol en todos los países y los más pequeños solo representan a ciertos segmentos o grupos muy definidos de la sociedad.-

9. Porque lo que pretende Allamand es posicionarse y ojalá ser elegido representante al senado, por un distrito pobre y de clase media, que le quite espacio a la UDI en ese segmento donde los hijos de Guzmán desde siempre han ganado. Como él atribuye su derrota a los ricos de este país, que en las comunas más pudientes votaron por Longueira y no por él en las pasadas primarias, está convencido que su reposicionamiento debe darse en ese frente, el del centro político y de las clases medias y bajas. Nuevamente se equivocará Allamand, pues este centro político está muy disperso y no es capital político de nadie, pero su visión de político antiguo, hijo de Onofre Jarpa, que veía con desprecio a las clases desposeídas, bueno al igual Allamand solo ve cifras y votos y no las personas que están detrás de ellos y que son en definitiva quienes resuelven.

10. Y Por último, porque creo en conciencia que: “quien no sabe perder, no merece ganar”

nelson gallardo (*) Nelson Gallardo es Historiador